El poder de las palabras

untitledxSe crea con la palabra y al mismo tiempo también se destruye, el mayor ejemplo que tenemos es la Biblia, unas palabras impresas en un libro, palabras meras palabras que han creado las bases del mundo que conocemos y arrasado el que pudimos llegar a conocer.

No hace falta ser un iluminado para crear con la palabra, todos tenemos ese poder en nuestras manos, en nuestros labios, un poder tan grande que a veces nos olvidamos de lo que puede llegar hacer.

Un “te quiero” puede reavivar un corazón y un “te dejo” aniquilarlo, un rumor se convierte en verdad por la fuerza que le dan las distintas bocas que las transmiten, los insultos, las injurias… pueden acabar con una vida induciéndola al suicidio y unas palabras de ánimo pueden salvar una vida.

No nos damos cuenta que la crítica dañina, la que no sirve para nada más que para hacerse más grande quien las mienta,puede llegar no solo dañar la autoestima del otro si no dañar su vida,alterarla de tal forma que ya ni si quiera la quiera.

Los chismes, los rumores no nos damos cuenta el poder que tienen,yo hago oídos sordos y de mi no va seguir la rueda, pero a veces de qué sirve, la gente lo escupe como veneno como víboras que son, les da igual destrozar parejas,destrozar familias, destrozar vidas, consiguiendo ¿qué? ¿llamar la atención?¿conseguir la satisfacción de he sido yo?¿o Yo y sólo yo tengo la razón?

¿Por qué no utilizamos esas mismas palabras, ese mismo poder para crear? Para crear palabras de aliento, resaltar virtudes, transmitir pensamientos positivos, alzar corazones,transmitir sabiduría…crear paz.

Una palabra puede crear una guerra, pero también una palabra puede pararla, nos quejamos del mundo que nos rodea sin darnos cuenta que lo creamos nosotros y quien nos rodea, lo que nos rodea esta fuera de nuestro control, pero no lo que sale de nosotros.

Procuremos que lo que salga de nosotros sea bueno, transmitamos verdades sin dañar,utilicemos palabras positivas y dejemos de convertir nuestro mundo en un infierno y probemos de una vez el paraíso.

Tengamos en cuenta el poder de las palabras, tienen el poder de dar vida o muerte. ¡Tú,eliges!

Anuncios