Agujeros negros

Los bancos  no son más que agujeros negros que generan tal campo gravitatorio de poder que nada puede escapar de ellos, te embargan el coche,la moto, la casa, el negocio… y encima reciben ayudas públicas millonarias. A pesar de todo ello, se estima pérdidas de unos 260.000 millones de euros a la banca española, cantidad que para nosotros es algo que sabemos que existe pero que no entendemos realmente lo inmenso que es, al igual que cuando nos hablan de millones de años luz, sabemos que existe pero es algo que se escapa de nuestra lógica.

¿Cómo es esto posible? Pues al igual que sigue siendo un misterio donde va toda la materia que absorbe un agujero negro, es un misterio saber donde acaba tal inmenso capital que los bancos siguen y siguen tragándose como cerdos.

Creo que ya hemos sido pacientes y que ya hemos experimentado suficiente, para saber que aunque se inyecte más dinero público a los bancos no se solucionará, ni se sanearán sus cuentas, por que no son más que pozos sin fondos, agujeros negros que arrasan con todo sin piedad y que no pararán hasta que no quede nada que arrasar.

 

No estás solo

Hemos llegado a un punto de “no retorno”, nos hemos dado cuenta que no estamos solos,  que todos sufrimos por igual y por los mismo motivos, que no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que si todo se repartiera equitativamente nadie pasaría hambre y nadie sufriría necesidad.

Nos hemos dado cuenta que somos una sociedad, un pueblo unido y fuerte, no individuos solitarios e indefensos, los gobernantes nos quieren disgregados en grupos enfrentados, ensalzando nuestras insignificantes diferencias para que apartemos la mirada de nuestros objetivos. Este 12 de Mayo, no sólo fue el aniversario de 15M fue una protesta mundial, que poco salió en los medios, se manifestaron en el Reino Unido, Francia, Estados Unidos… no solo en España. Fue una protesta global como la del año pasado el 15 de Octubre, todos unidos por un mismo fin, cambiar este sistema que a todos nos oprime y parar esta crisis que a todos nos afecta, sin importar banderas, ni fronteras, ni idiomas, ni colores.

Por eso el cambio es imparable, por que nos hemos dado cuenta que no estamos solos, que si cae uno cien se levantaran, por que hemos apreciado que el mundo no es de nadie y es de todos, por que hemos despertado dándonos cuenta de que no somos libres y ansiamos la libertad, vemos que unos pocos lo tienen todo y muchos no tienen nada y sobre todo que tumbado mirando el techo no se soluciona nada.

Tal vez estés cansad@ de esperar a que ocurra un cambio, tal vez te hayas resignado y pienses de que ya no queda nada por hacer, pero yo pienso que siempre hay recompensa para el paciente y medalla para el valiente.